versión accesible  diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad

casi todo sobre mi mascota

Portada >>ROEDORES Y LAGOMORFOS >>Las especies más típicas utilizadas como mascotas

Roedores y lagomorfos

Las especies más típicas utilizadas como mascotas Las especies más típicas utilizadas como mascotas
Conejo


Cabecera

Las razas que se venden para compañía son menores que el conejo de granja para consumo y tienden a pesar de 1 a 2 kilos de adultos (Conejo Holandes Enano). También son muy apreciados el Conejo de Angora, precioso y cuyo pelaje requiere cepillados regulares para que se mantenga en buenas condiciones, y el Conejo Belier, famoso por tener las orejas caídas.

Características

- Vida media de 8 años (de 7 a 9).

- Hábitos diurnos (descansan y duermen toda la noche), esto es una ventaja para nuestra mutua convivencia; no hace falta levantarnos a media noche a alejar la jaula de nuestro cuarto porque los ruidos no nos dejan dormir.

- Mansos por naturaleza, pueden llegar a aprender trucos (ponerse de pie cuando se lo mandemos, saltar pequeñas vallas, venir cuando le llamemos), además se hacen muy cariñosos si los acostumbramos, sin atemorizarlos ni ponerlos nerviosos.

- Si en el caso de los hamsters recomendamos sacarlos de la jaula, acariciarlos y dejarlos hacer ejercicio en el suelo (con la precaución de que no haya dónde esconderse o con qué lastimarse), en los conejos se hace indispensable. Nos sorprenderá la relación que podemos llegar a tener con un conejito bien educado (hay quienes aseguran que les obedecen tanto como los gatos). De ninguna manera debemos adoptarlo si pensamos recluirlo indefinidamente en su jaula (por mucho que sea de oro). Sin embargo, tampoco debemos dejarlo suelto sin ningún tipo de supervisión ya que podría morder cables o causar cualquier tipo de accidente. Los más confiados los sueltan en zonas que no contemplan riesgos (por ejemplo un balcón vacío y limpio o un pasillo sin muebles ni enchufes...), además están educados en el sentido de que sus animales no orinan o defecan en el suelo, sino que aprenden a llegar hasta la jaula.

Reproducción

Aunque la fecundidad de la coneja es de sobra conocida, no es capítulo frecuente en un hogar. No es tan sencillo como con los pequeños roedores porque se hace necesario contar con cierto espacio y acondicionamiento, además se da el hecho de que generalmente se quiere un solo conejo y no más.

Alimentación y cuidados básicos

Podemos equipararlo en líneas generales al hamster en cuanto a la necesidad de disponer de un habitáculo amplio, limpio y con abundante cama de viruta de madera. Pero además, un conejo requiere también una atención en sí mismo: desde cepillados, corte de uñas si no se desgastan suficientemente, limpieza e inspección de oídos (por si tuvieran otitis) e incluso revisión de incisivos.

Debemos asegurarnos que los desgastan adecuadamente y si no es así, el veterinario se encargará de cortarlos periódicamente.

La alimentación se compondrá también de semillas de los preparados comerciales y de los mismos complementos de calcio, ruedas de sal, frutas, vegetales y hortalizas variadas.

- Especialmente para el conejo resulta importante darle las frutas y verduras lavadas y secas. Tienen un aparato digestivo muy sensible, por eso un exceso de verdura puede causarles indigestiones serias. Por esta razón repetimos lo antes explicado: cada alimento nuevo que le ofrezcamos deberá ser en pequeña cantidad, lavado y seco (sobre todo si es lechuga).

- Heno abundante es lo que debe tener un conejo siempre a su disposición. No hay riesgo de que le siente mal (mientras esté en buenas condiciones), además necesitan ingerir mucho volumen de forraje.

- Podemos encontrar a la venta pienso para conejos, en este caso ¡cuidado!. No debemos abusar de él. Esos piensos están pensados para conejos de engorde, animales de vida corta que deben crecer rápidamente para luego ser consumidos. Son muy grasos y proteicos, muy poco recomendables para una mascota que deseamos que viva muchos años sin problemas.

Enfermedades

Igual que los hamsters (y que cualquier mamífero en general) pueden sufrir trastornos digestivos, carencias nutricionales, problemas reproductivos, enfermedades infecciosas, parasitarias, accidentes, heridas, etc...

- Cabe destacar que en los conejos silvestres hay varias enfermedades víricas muy graves de las que se ha conseguido vacuna y que, sistemáticamente, se emplean en los criaderos y granjas. Los conejos que se utilizan como animales de compañía también se hacen, como si de un gato se tratara, inspecciones periódicas acudiendo al veterinario. Éste es el encargado de desparasitarlos de posibles lombrices intestinales y de vacunarlos contra las temidas Mixomatosis y Enfermedad Vírica Hemorrágica.

Aunque no es un roedor como el hamster (pertenece a la familia de los lagomorfos), tiene muchas características similares al anterior. De hecho, diríamos que los cuidados básicos, alimentación, etc. son iguales, con la particularidad de que al ser de tamaño mucho mayor, requieren jaulas más grandes y mejor limpieza.

Imprimir enviar a un amigo
Estás en la página sobre:
Conejo. Las especies más típicas utilizadas como mascotas
   
Esta Guía Práctica es un web de CONSUMER.es EROSKI, tu portal de consumo
info@consumer.es
Fundacion Grupo Eroski
Recibe cada semana
las novedades de consumer.es
Alta Baja
Búsqueda:
Buscar
  PERROS
  GATOS
  AVES
  PECES
  ROEDORES Y LAGOMORFOS
Tener roedores y lagomorfos
A tener en cuenta
Especies típicas que son mascotas
La zoonosis
  REPTILES
 
Antes de comprar una mascota
 
Animales y Sociedad
 
Test de evaluación
 
Otras guías prácticas Consumer
  Salud y deporte
Salud y Alimentación
Museos Bellas Artes
100 ONG's
Camino de Santiago
Trabajo y alimentación
Parques Naturales

 
 
 
 
 
 
Fundación Grupo Eroski. Boletín semanal
Fundación Grupo Eroski