versión accesible  diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad

casi todo sobre mi mascota

Portada >>REPTILES >>Otros reptiles

Reptiles

Otros reptiles Otros reptiles
Introducción


Cabecera

Gecos, Iguanas, Varanos, Camaleones, Boas, Pitones y muchas más... hoy en día todos los individuos de origen silvestre, es decir, capturados en lugar de haber nacido en cautividad, están protegidos, incluidos en las listas CITES (Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). Por consiguiente, está prohibido capturar cualquier lagarto o salamandra que nos encontremos por el bosque. Si queremos adquirir uno debemos atenernos a las muchas especies que podrán traernos legalmente desde la tienda de animales. Hay anolis muy baratos (pequeños y divertidos lagartos), sin embargo, si tenemos capricho por alguna serpiente en particular, el precio será mayor. Lo fundamental es lograr una buena adaptación a su nuevo hábitat. Debemos informarnos y estar seguros de cuál es la alimentación más adecuada y las necesidades específicas de nuestro nuevo acompañante.

El alojamiento de estos reptiles debe ser especial, se llama terrario y es un recipiente (generalmente de cristal o madera) cerrado completamente para que no puedan escaparse. Dentro del habitáculo son imprescindibles ciertas condiciones de temperatura, humedad, iluminación y ventilación que conseguiremos con los aparatos que complementan el terrario.

Siendo los reptiles animales de sangre fría, dependen para el mantenimiento de su temperatura corporal del ambiente que los rodea. Solemos alcanzar los grados óptimos para cada especie por medio de placas-calefactoras, que se colocan bajo la base de la jaula, rocas térmicas que introducimos en el recipiente, o el foco de iluminación (que debe ser específico para reptiles, cubriendo todo el espectro solar, ya que difícilmente sacaremos a estos animales a tomar el sol).

Las dimensiones del terrario dependerán del número, tamaño y hábitos de las criaturas que vivan en él. Además, hará falta un ambiente muy cálido y seco si son animales procedentes de zonas desérticas. Por su parte el ambiente será y cálido y húmedo si provienen de selvas tropicales, e incluso, acua-terrarios para aquellas especies que requieran abundante agua.

Con ramas, plantas y rocas podemos lograr una decoración interior muy bonita que se asemeje al hábitat natural del reptil. Pero no podremos poner plantas naturales si vamos a introducir especies muy grandes o herbívoras porque durarían muy poco tiempo.

Imprimir enviar a un amigo
Estás en la página sobre:
Introducción. Otros reptiles
   
Esta Guía Práctica es un web de CONSUMER.es EROSKI, tu portal de consumo
info@consumer.es
Fundacion Grupo Eroski
Recibe cada semana
las novedades de consumer.es
Alta Baja
Búsqueda:
Buscar
  PERROS
  GATOS
  AVES
  PECES
  ROEDORES Y LAGOMORFOS
  REPTILES
Tortugas de agua
Tortugas de tierra
Otros reptiles
Curiosidades
 
Antes de comprar una mascota
 
Animales y Sociedad
 
Test de evaluación
 
Otras guías prácticas Consumer
  Salud y deporte
Salud y Alimentación
Museos Bellas Artes
100 ONG's
Camino de Santiago
Trabajo y alimentación
Parques Naturales

 
 
 
 
 
 
Fundación Grupo Eroski. Boletín semanal
Fundación Grupo Eroski