versión accesible  diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad

casi todo sobre mi mascota

Portada >>PERROS >>Vacaciones y viajes

Perros

Vacaciones y viajes Vacaciones y viajes
Cómo viajar


Cabecera
En coche particular:

La legislación obliga a tener una barrera física que separe el perro del conductor, está prohibido llevarlo suelto en el coche.

- Podemos meterlo en el maletero si el viaje es corto, hay ventilación y nos aseguramos de que disponga de espacio. Así evitamos la acumulación de calor o gases (algunos perros se duermen y viajan tranquilos si se les acostumbra desde pequeños y confían en sus dueños).

- Podemos colocar redes o barras metálicas que separan el coche en 2 compartimentos: el delantero del conductor y otro a sus espaldas. Se pueden colocar delante de los asientos traseros o delante del maletero si éste se abre hacia el interior del vehículo (coches de 5 puertas).

- Otra forma es colocar al perro un arnés especial que se sujeta al cinturón de seguridad del asiento trasero. En ese caso, el perro viaja sentado o tumbado sobre el sillón, ocupando el lugar de una persona.

- Si el perro no es muy grande, también podemos introducirlo dentro de su cesta de viaje o transportín y colocarla, según prefiramos, bien en el maletero o en los asientos con nosotros.

Algunos perros adoran los coches y los viajes, pero a otros les resulta un tormento porque pasan miedo, les asusta o incluso se marean. Es interesante intentar acostumbrar al cachorro desde el principio a desplazamientos muy cortos y, poco a poco, ir alargándolos. Es un método que en muchos casos funciona para que de adultos no se mareen mucho y no vomiten en el coche. Para los que no resulta suficiente, está indicado el empleo de unos comprimidos que por un lado son algo sedantes (para que el perro viaje tranquilo, sin excitación) y antieméticos (evitan el mareo, nauseas y vómitos).

Una patología desgraciadamente famosa en el perro es lo que llamamos comúnmente “Golpe de Calor”. Puede ocurrir por diversas causas, pero una de las más frecuentes se debe a que durante los viajes largos, generalmente en verano, se concentra mucho calor en el interior del vehículo (maletero o habitáculo de pasajeros). Tras muchos kilómetros de carretera, la familia decide hacer un alto y tomar algo en un área de servicio. Sin embargo, no pueden meter el perro a la cafetería. Le sacan a respirar un poco de aire fresco, a orinar, le dan un paseo y lo vuelven a meter al coche durante un buen rato con una ventanilla ligeramente bajada. El aire del interior del vehículo se ha renovado en parte, pero el calor puede volver a acumularse rápidamente, especialmente si no está a la sombra. Entonces se convierte en un horno.

Perro y gato apenas sudan por la piel del cuerpo y deben realizar todo el intercambio de calor con el ambiente mediante la respiración y el jadeo. Pero si la temperatura ambiental es excesiva y se mantiene la situación, se desencadena en el organismo un fallo que no es capaz de regular la propia temperatura, con alteración de la presión sanguínea, colapso respiratorio y, en ocasiones, coma y muerte.

Viaje en autobús, avión o tren

Cada empresa de autobuses y cada compañía aérea tienen unas normas específicas para el transporte de animales. Es frecuente que permitan a los perros muy pequeños viajar dentro de bolsos especiales colgados del hombro de su propietario y, por tanto, en el compartimiento de pasajeros. En muchos otros casos deberán viajar dentro de rígidas cestas de transporte y en compartimentos destinados al equipaje.

Estas condiciones poco favorables suelen poner nerviosos a casi todos los perros, se recomienda sedarlos ligeramente y hacer el viaje tras unas horas de ayuno de alimento sólido.

Deberemos adjuntar la documentación de nuestro animal: certificado de su identificación con microchip y cartilla de vacunación al día. Para salir al extranjero es muy importante informarse con tiempo suficiente, puesto que las normas de cada país son diferentes a la hora de permitir la entrada de nuevos animales. Algunos requieren la tarjeta sanitaria en orden, otros, exigen además un certificado veterinario y los más exigentes obligan a pasar una cuarentena en la frontera.

Lo más recomendable es contactar con la embajada del país al que pretendamos desplazarnos e informarnos de los requisitos exigidos en cada momento.

3.- Cuando el perro no viaja con nosotros.

Opciones:

A) Confiar su cuidado a amigos o familiares a los que el perro conozca, quiera y respete (y a los que no les suponga demasiada carga). Es una solución estupenda y lo más probable es que la experiencia sea agradable para todos y se pueda repetir en las siguientes vacaciones.

B) Dejarlo en una guardería especializada: Hoy en día están bien preparadas y en general hacen bien su trabajo. Por supuesto, lo ideal es examinarla a fondo antes de dejar allí a nuestra mascota para ver si estamos de acuerdo con las condiciones en que van a cuidarla. Es una opción más cara y algunos animales sufren la ausencia de sus dueños. Nos exigirán la cartilla de vacunación en regla, se comprometerán a administrar alimento especial (si un animal en particular lo necesita) y a avisar a nuestro veterinario habitual si le observan cualquier problema.

Es importante reservar plaza con antelación porque en temporada alta suelen estar saturadas

Imprimir enviar a un amigo
Estás en la página sobre:
Cómo viajar. Vacaciones y viajes
   
Esta Guía Práctica es un web de CONSUMER.es EROSKI, tu portal de consumo
info@consumer.es
Fundacion Grupo Eroski
Recibe cada semana
las novedades de consumer.es
Alta Baja
Búsqueda:
Buscar
  PERROS
Tener perros
Su alimentación
Aseo diario
Su salud
Elegir nuestro perro
Educación y comportamiento
Vacaciones y viajes
La muerte del perro
Las obligaciones de los dueños
Decálogo del buen amo
Razas de perros
  GATOS
  AVES
  PECES
  ROEDORES Y LAGOMORFOS
  REPTILES
 
Antes de comprar una mascota
 
Animales y Sociedad
 
Test de evaluación
 
Otras guías prácticas Consumer
  Salud y deporte
Salud y Alimentación
Museos Bellas Artes
100 ONG's
Camino de Santiago
Trabajo y alimentación
Parques Naturales

 
 
 
 
 
 
Fundación Grupo Eroski. Boletín semanal
Fundación Grupo Eroski