versión accesible  diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad

casi todo sobre mi mascota

Portada >>PERROS >>Higiene o aseo diario

Perros

Higiene o aseo diario Higiene o aseo diario
La boca


Cabecera

Los restos de alimentos diarios se depositan en el diente y hacen que se forme una capa de sarro (que habrá que retirar) y, como consecuencia de ello, la infección de la encía (gingivitis) y la posterior enfermedad de toda la boca (parodontitis). Si la encía inflamada se retrae de la raíz del diente y éste tan sólo se sujeta con el sarro, ocurrirá que, cuando menos lo esperemos, nuestro perro se quedará sin piezas y entonces poco se podrá hacer. Para prevenirlo, conviene habituarse a limpiarle los dientes con un cepillo suave y pasta de dientes para perros, como mínimo, una vez a la semana.

Existen en el mercado cepillos especiales para perros, al igual que la pasta (que no necesita aclarar y enjuagarse la boca). Estos cepillos o “dediles” son cómodos y fáciles de usar, pero tan sólo la constancia demostrará su eficacia.

También pueden adquirirse en tiendas especializadas productos específicos que, en forma de spray y aplicado previamente a la masticación de alimento seco, evitan la formación de sarro.

Además:

- Conviene revisar que realicen con normalidad los cambios de dientes (de los primeros de cachorro, caducos, a los permanentes) y que el cierre de maxilar y mandíbula sea el correcto. Los animales con defectos como el prognatismo superior (sobresalen los dientes superiores sobre los inferiores) o prognatismo inferior (lo contrario) pueden alimentarse sin problemas, pero serán defectos graves en los animales que quieran concursar en exposiciones.

- Las revisiones bucales nos ahorrarán problemas posteriores.

- Existen correctores para los dientes que, a causa de una mala inclinación, provocan una mala oclusión o cierre de la boca. Si no son colocados en un momento determinado, después será muy difícil solucionar el problema.

- No debe permitirse que juegue con piedras que desgasten en exceso el diente y lo dañen. Es mejor acostumbrarle a las pelotas, cuerdas o palos.

- Cuando un diente quede dañado por un accidente o caída, hay que repararlo cuanto antes o se perderá.

El dolor que manifiestan los perros por problemas bucodentales puede llevarlos a un estado de letargia y decaimiento, dejan de comer y muchas veces es difícil descubrir la causa. Esto sucede sobre todo en animales adultos cuyos dientes se partieron por jugar con piedras o nunca se lavaron. No debe preocuparnos cuando no soportamos su mal aliento.

Tabla

Imprimir enviar a un amigo
Estás en la página sobre:
La boca. Higiene o aseo diario
   
Esta Guía Práctica es un web de CONSUMER.es EROSKI, tu portal de consumo
info@consumer.es
Fundacion Grupo Eroski
Recibe cada semana
las novedades de consumer.es
Alta Baja
Búsqueda:
Buscar
  PERROS
Tener perros
Su alimentación
Aseo diario
Su salud
Elegir nuestro perro
Educación y comportamiento
Vacaciones y viajes
La muerte del perro
Las obligaciones de los dueños
Decálogo del buen amo
Razas de perros
  GATOS
  AVES
  PECES
  ROEDORES Y LAGOMORFOS
  REPTILES
 
Antes de comprar una mascota
 
Animales y Sociedad
 
Test de evaluación
 
Otras guías prácticas Consumer
  Salud y deporte
Salud y Alimentación
Museos Bellas Artes
100 ONG's
Camino de Santiago
Trabajo y alimentación
Parques Naturales

 
 
 
 
 
 
Fundación Grupo Eroski. Boletín semanal
Fundación Grupo Eroski